jueves, 26 de mayo de 2011

ESTÍMULOS A LA LECTURA INFANTIL

Consejos de cómo acercar nuestros hijos a los libros y a la lectura


Todos sabemos que el hábito de la 
lectura es un gran estímulo a la creatividadimaginación,inteligencia y a la capacidad verbal y de concentración de los niños. Asimismo, también somos conscientes de que loslibros deberían estar presentes en el día a día de los niños, del mismo modo que sus juguetes. Todos sabemos que los libros nos enriquece a todos y que nos lleva a bucear en aventuras, historias, y en riquísimas informaciones. Es la mejor manera de inculcar todos los valores a los niños y que aprendan divirtiéndose con la lectura.

niña pequeña leyendo
El libro es una gran ventana a la formación en todos los sentidos. Podríamos estar aquí hablando y hablando acerca de los beneficios del libro para los niños, pero no pararíamos jamás. Lo importante es tener claro que los libros son importantes, pero el acto de leer, si posible todos los días, es lo que llevará a su hijo a este rincón tan exquisito que es la aventura del saber, del conocer y descubrir. Además, si encima los padres y las madres comparten el momento de lectura de un libro con los hijos estarán estableciendo un lazo especial entre ambas partes.

Un lector no nace, se hace

El interés por la lectura se debe inculcar a un bebé desde la cuna y tratar, conpersistencia y dedicación, que se convierta en un hábito. Es fundamental para los niños que aprendan a buscar conocimientos mediante la lectura desde la más temprana edad. Los niños deben oír historias lo antes posible. Se recomienda además que lo hagan con disciplina, es decir, teniendo fijada una hora al día para hacerlo, que se convierta en costumbre. Podría ser a la hora de dormir, o después de la comida.

No es necesario esperar a que un niño lea para que él pueda tener contactos con los libros. Hay libros para todas las edades. Libros sólo con imágenes, para que los padres vayan indicando el nombre de cada imagen y haciendo con que el bebé lo repita, hay libros con vocabularios, es decir que además de la imagen lleva también el nombre debajo de la misma, para que el bebé vaya visualizando las letras y las palabras. Y los libros con texto e ilustraciones para los niños que ya saben leer.

Los padres de niños que todavía no saben leer deben leer una y otra vez lo que sus hijos les piden. No deben limitar sus gustos. Que ellos lean lo que les interesan, sea lo que sea.
Los padres deben valorar el momento de lectura de los hijos. Valorar y diversificar los temas hablando de ellos con los niños, favoreciendo todo tipo de libro, sea del material que sea (tela, cartón, plástico, etc.), y valorar el tiempo que los niños se dedican a la lectura.

Los beneficios de la lectura para los niños

Los beneficios del libro para los niños son incalculables y para toda la vida. Lleva al niño a querer leer, a buscar saber, a adentrarse en el mundo del arte, del dibujo y de la imagen a través de las ilustraciones. Aumenta su habilidad de escuchar, desarrolla su sentido crítico, aumenta la variedad de experiencias, y crea alternativas de diversión y placer para él.

De paso, el niño aprende a convertir fácilmente las palabras en ideas, imagina lo que no ha visto y hace con que consiga bucear en la situación emocional del personaje, probando sensaciones como el peligro, el misterio... El niño se divierte o llora a través de los libros. Aparte de esto, el niño aprende valores comunes. El de ser un niño bueno y amigo, por ejemplo, con Peter Pan. El niño desarrolla conciencias conociendo a sí mismo, formando criterios, sin contar que le ayuda a escribir y a relacionarse mejor socialmente.

Hoy día parece ser que el interés por la lectura ha experimentado un crecimiento por parte de los niños. Las editoriales de libros infantiles no solo aumentaron la cantidad de productos como también mejoraron su calidad. Si damos un paseo por las librerías y bibliotecas infantiles, podemos encontrar una infinidad de libros vestidos con las más curiosas ilustraciones, rellenos de los temas más interesantes... ¡Cada día son más irresistibles!

Además de esa oferta de libros, se nota también que se han creado espacios de lectura exclusivamente para los niños en las escuelas, bibliotecas, etc.Asimismo, los libros ya ocupan espacio incluso en muchas habitaciones de niños, desde su edad más temprana. Eso demuestra que los padres están cada día más conscientes del valor de la lectura. Y eso, estarán sumamente agradecidos por el resto de sus vidas.


http://www.csi-csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_7/ESTHER_HERVAS_2.pdf

sábado, 21 de mayo de 2011

VICTORIA NOS CUENTA: "CENICIENTA"

En el día de su cumple n° 6, Victoria, la hija de una amigo, nos renarró el cuento de Cenicienta.
La idea surgió por el vestido que le habían regalado ese día, lo que inspiró la publicación en este blog. Es lo que se llama: espontaneidad de los niños.
El papá tan solo le dijo que lo cuente y ella arrancó como si leyera desde que nació.
La verdad es que Vicky es una niña maravillosa pero sus padres también, porque enriquecen día a día la imaginación y el talento de esta pequeña princesa, con tan solo un rato junto a ella.
                               ¡Gracias Vicky!    y... ¡Feliz cumple!


martes, 17 de mayo de 2011

Los cuentos estimulan la imaginación y la fantasía de los niños

Con las prisas del día a día no queda tiempo para mucho más. Después de todo el día de un lado para otro, lo único que nos apetece por la noche es tirarnos en la cama y descansar. Sin embargo, el relax también puede conseguirse de otras maneras. Por ejemplo,leyendo un cuento a tu hijo. 


Leer un cuento con tu pequeño le ayuda a que potencie su imaginación al mismo tiempo que crea, o consolida, los lazos afectivos entre vosotros. Y te darás cuenta de que el inocente "Érase una vez…" tiene efectos mágicos para ambos. 



lunes, 16 de mayo de 2011

EL HÁBITO DE LA LECTURA PARA MIS HIJOS



                                                           
 En una conferencia sobre la importancia de la lectura, varios padres de familiamanifestaron su preocupación sobre la falta de interés de sus hijos en los libros. Culparon a las escuelas de no dar prioridad a ésta actividad, a la televisión y hasta al gobierno, ignorando quizá que son ellos la clave para que sus hijos adquieran el gusto por la lectura. 

La lectura es una actividad que, además de informar y entretener, tiene enormes beneficios a quien la practica, tanto en el terreno personal como en el académico y profesional. Quien conoce los beneficios que este buenhábito proporciona a las personas y en especial en los niños en edad escolar, no dudan en buscar inculcarlo en sus hijos. Pero esto no es siempre fácil.

Muchos culpan al cine y la televisión de “distraer” el interés de los niños, que, si bien puede ser una causa, si estos medios se utilizan en forma inteligente, pueden inclusive ser una motivación a acercarse a los libros. La falta de una cultura de lectura es otra de las causas de la falta de interés de los niños a los libros. No puede pretender un padre inculcar la lectura a sus hijos si él mismo no lee. El amor a la lectura no nace, se hace, se perfecciona con la perseverancia y el tiempo.

¿Cómo acercarlos?

Una de las inquietudes de los padres que desean formar niños lectores es cómo acercarlos en forma natural a los libros sin que se sientan obligados o presionados. En primer lugar hay que tomar en cuenta que entre más pequeño sea el niño, mejor. El hecho que un bebé desconozca las letras no quiere decir que los libros le son indiferentes.

Hay libros con imágenes llenas de color, dibujos, figuras y fotografías que están hechos especialmente para bebés. Generalmente son libros de cartón o plástico que aunque al principio pueden tratarlo como un juguete más, el niño ya tiene su primer contacto con los libros.

Es importante que los libros estén siempre al alcance y vista de los niños de la misma forma que lo están sus juguetes. Así como se les lleva al parque o al zoológico, se recomienda acudir con los niños a las ferias del libro, lecturas y cuentacuentos. Esto hará que el pequeño asocie los libros no sólo a la escuela, sino también como una forma de entretenimiento.

Los niños que tienen la costumbre de ver televisión con frecuencia, encuentran los libros poco interesantes. Limitar el uso de la televisión facilita en gran medida que los niños se acerquen a los libros y también a otras actividades físicas e intelectuales que aumenten su capacidad creativa e imaginativa, fundamental para su desarrollo intelectual.

Pero también los padres pueden utilizan algunas figuras de la televisión para acercar a los hijos a la lectura. Por ejemplo, si su personaje favorito es un super-héroe, buscar libros que narren las aventuras del mismo. El interés que despertará en el niño será fundamental para su futuro gusto por la lectura. 
El cine puede motivar a los niños a la lectura. Por ejemplo, cuando se ve una película basada en un libro. Lo mismo ocurre con programas especiales, teatro, series y biografías que se basan tanto en historia como en obras literarias.

El hábito

Establecer un horario diario de lectura es la mejor forma de formar un hábito y que casi con seguridad permanecerá con ellos para el resto de su vida. Una media hora antes de dormir, después de lavarse los dientes, es un momento ideal. Además de inculcar un buen hábito, es un momento familiar muy especial. A los niños les gusta que sus padres les lean historias y cuentos, especialmente aquellos que empiezan a leer, los padres son una motivación.

Existen cuentos que motivan al niño a la lectura, como fábulas, historias con moraleja, o con un final que deje una reflexión positiva . Un libro o una buena historia puede tener un impacto mayor en los niños que una plática o sermón paterno. Si un niño ve a sus padres leer, es posible que desarrolle el mismo hábito. Así que el padre que pretenda tener un hijo lector, deberá formarse en este hábito también si quiere tener éxito con sus hijos en esta noble actividad.

Siempre el interés

Hay muchas formas de entusiasmar a un niño a leer. Sus gustos son importantes, por lo que la libertad para elegir lo que le interesa es algo que todo padre debe tomar en cuenta. Nada hay más desmotivante que imponer una lectura a un niño. Esto sólo se justifica cuando se trata un trabajo de escuela, pues el niño no debe confundir la lectura-deber con la lectura- placer ya que puede asociar al libro con una cuestión meramente académica.

Una buena forma de premiar a los niños es comprarles un libro en lugar de un dulce o un juguete, así si los padres le dan al libro el valor que merece, los niños también lo harán. Cuando se tienen varios hijos una manera de motivarlos a la lectura es pedir al hermano mayor que les lea a los más pequeños. No sólo le hará sentir importante, sino que además será un ejemplo e inspiración para ellos.

Contar historias pasadas, aventuras, chistes, anécdotas despierta en los niños un interés por conocer más historias. El pedirle que nos cuente sobre lo que ha leído o simplemente algo emocionante que han vivido, también es un ejercicio muy sano para la comunicación en la familia y que además le enseña sobre cómo se estructura una historia y cómo hacerla parecer interesante a los demás.

Cuando se está de viaje es una oportunidad de oro para leer juntos sobre los lugares que se van a visitar. Si hay la oportunidad de ir a museos, éstos también despiertan el interés del niño por saber más. Por ejemplo, si visita un museo de Ciencias Naturales donde tuvo la oportunidad de ver el fósil de un dinosaurio, una lectura al respecto será formativa a la vez que interesante para él.

Se puede motivar al niño a escribir un diario con las aventuras de su viaje, esto además de ser un ejercicio que lo conecta directamente con los libros, es un recuerdo inolvidable. Cada niño es diferente, y en lo que a lectura se refiere, lo que puede resultar bueno para uno, puede no serlo para el otro. Pero es el empeño que los padres pongan en formar niños lectores lo que tarde o temprano dará su fruto. A final de cuentas encontrarán no sólo placer en la lectura sino además en la compañía mutua.

viernes, 13 de mayo de 2011

http://bienvenidosalamonga.blogspot.com/2008/02/musicuentos-reeditado-nuevos-links.html

Videoanimación a la lectura (infantil y primaria)



En las distintas plataformas de vídeo (you tube, vimeo, dailymotion...) tenemos a nuestra disposición cientos de vídeos de cuentos clásicos infantiles que nos pueden servir como excelentes recursos motivadores y dinamizadores de los libros en los que están basados. También podemos crear nuestra propia videoteca con sencillos recursos como los canales de vídeo de you tube o los videoblogs para tenerlos organizados y siempre disponibles.

Videocuentos infantiles

Pekegifs

Videocuentos

Estoycreciendo

educapeques
http://www.lavacaconnie.com/connie_cast/home.htm

jueves, 12 de mayo de 2011

IMPORTANCIA DE LA LECTURA EN LA EDAD ESCOLAR



Educacion de ninosEn la escuela elemental, la lectura se considera como la herramienta más importante del aprendizaje porque orienta y estructura el pensamiento. Leer es comprender, interpretar y relacionar un texto y es más eficaz si se lo relaciona con otros conocimientos y experiencias anteriores.
Para los niños en la escuela primaria, la lectura comienza como una aventura ya sea de fantasía o realidad, que se vuelve más significativa cuando se la integra con vivencias personales. Cuando los niños leen, no sólo que aumentan su vocabulario, sino que son capaces de sacar conclusiones, hacer predicciones, dar opiniones, hacer comparaciones, y más estrategias de aprendizaje.
Desafortunadamente hay un criterio bastante generalizado de que las familias hispanas no le dan a la lectura la importancia que ésta tiene. Es una realidad que aunque no la quisiéramos aceptar, es cierta. Necesitamos hacer conciencia entre los padres de familia latinos sobre la importancia de sentarse con sus hijos y leer. Si los padres no conocen estrategias para sacar provecho de la lectura, por lo menos el hecho de que sus hijos lean en voz alta y luego los padres les hagan preguntas sobre lo que ha leído, es la principal estrategia y una actividad que cualquier padre la puede hacer.
Otra alternativa para los padres es la de llevar a sus hijos en forma continua a la biblioteca, en donde siempre encontrará programas de lectura para los pequeños. Por medio de esta experiencia los padres aprenderán una manera correcta de dirigir y guiar la lectura con sus hijos. Los niños tienen su rutina de lectura en la escuela, pero si ésta no es consistente en la casa, el niño no va a dar a la lectura el valor real que tiene como el medio esencial para su éxito escolar.
Lo mejor de la lectura es la variedad de recursos disponibles para los niños en los Estados Unidos. Las escuelas de California proporcionan a los estudiantes el material de lectura para esta actividad en la casa. Igualmente las bibliotecas públicas permiten que los niños y jóvenes puedan llevar a su casa un buen número de libros por un período de tiempo determinado y aún renovarlo de ser necesario.
No hay excusa para no leer en casa, pues además de cumplir con esta valiosa estrategia de aprendizaje, es una oportunidad para que la familia se reúna y aproveche este tiempo para compartir los éxitos y los fracasos de cada miembro de la familia, ya sea en su escuela o en su trabajo

domingo, 8 de mayo de 2011

La importancia de la lectura para los niños



Leer fomenta el desarrollo cognitivo, lingüístico y creativo

Leer beneficia el desarrollo de los niños - Taliesin - Morguefile
Leer beneficia el desarrollo de los niños - Taliesin - Morguefile
Los chicos aprenden valores y desarrollan sus conocimientos y personalidad a través de la literatura. Necesidad y beneficios de impulsar este hábito en los más pequeños.
Leer es un buen hábito. Esta afirmación es mundialmente repetida y aceptada. Casi ninguna persona sería capaz de afirmar lo contrario. Sin embargo, la agitada vida que uno lleva entre el trabajo, la casa, la familia, los amigos y demás actividades de ocio, relega a la lectura al final de la lista en muchos casos.
Los principales procesos de aprendizaje de los niños son la observación y la imitación, es decir que aprenden mirando y copiando las actitudes y hábitos de los adultos. Si los padres no leen ni fomentan un acercamiento hacia la literatura, seguramente será difícil para los pequeños incorporar el hábito.

El rol de la lectura en el siglo XXI

El novelista americano Jonathan Franzen denunciaba en "Tal vez soñar: Razones para escribir novelas en la era de la imagen" que "hace un siglo, un hombre culto leía unos cincuenta títulos de ficción al año; hoy en día, como mucho, quizás cinco". Lamentablemente, en la actualidad esta afirmación quizás sea demasiado positiva.
En una sociedad que evoluciona a ritmos vertiginosos, la lectura abre la posibilidad de conocer nuevos mundos, informarse y aprender. Grandes y chicos pueden verse beneficiados personalmente al leer un buen libro.


La negación de los niños a leer

Aprender es innato en el ser humano. Los pequeños suelen solicitar a sus padres de manera continua que les lean cuentos o simplemente, los carteles que se encuentran en la calle. Desean saber, conocer y entender lo que está escrito.
¿Sucumbe realmente este deseo con los años? Al comenzar la escuela, leer se convierte en una obligación en lugar de un divertimento. El Club de Narradores de la República Argentina sostiene que “la lectura en esta etapa no resulta placentera para el niño. Es más, le cuesta, se equivoca y no alcanza a comprender lo que lee”. Este momento es el más delicado y el que necesita mayor acompañamiento por parte de la familia.
Si los incentivos no existen, la lectura se convierte en una “tarea más del colegio”, en algo simplemente aburrido en comparación con el ordenador, los videojuegos o las redes sociales como Facebook.


Leer acerca la cultura al niño. A través de cuentos, la criatura comienza a incorporar mandatos sociales sobre el bien y el mal. La mayoría de los relatos tradicionales poseen moralejas sobre la amistad, la bondad y el amor. La lectura infantil justamente permite que el niño se identifique con personajes y absorba, casi sin darse cuenta, valores inherentes a la cultura en la que está inmerso.
El libro como llave de entrada al conocimiento

Por otra parte, permite asimilar de manera intuitiva las normas de escritura de la lengua. Con el correr de las páginas (y los libros), la sintaxis correcta y la buena ortografía pasan a formar parte de la mente del joven lector.
El vocabulario se ve enriquecido así como también se ven favorecidos el razonamiento, la concentración y la comprensión lectora, preparando al niño para los estudios medios y superiores.

Leer abre la mente de los niños

La lectura abre la mente de los niños permitiéndoles dejar volar su imaginación. Reproducir en la propia mente un suceso leído en un libro permite al pequeño descubrir nuevas situaciones y proyectar su creatividad al pensar una situación de manera totalmente diferente a como lo haría otra persona.
La libre elección de lecturas brinda la posibilidad de conocer otras culturas y por ende, otras maneras de pensar. El saber adquirido permitirá al joven lector comparar las informaciones y sacar sus propias conclusiones, desarrollando así su espíritu crítico y su propia personalidad.

La literatura es entretenimiento sano

Más allá de todas las ventajas cognitivas y sociales, la lectura entretiene. Abandonar el mundo real por un rato y solucionar un misterio, vivir una historia de terror o enamorarse de un príncipe otorgan al niño una libertad de acción que no posee en la vida real. Cuando lee puede ser otra persona y estar en cualquier lugar, es casi como disfrazarse y jugar con amigos.
Lejos de los ordenadores, la televisión y los videojuegos, el niño aprende a divertirse solo, sin necesidad de tener a nadie que lo acompañe. Su propia imaginación y un buen libro pueden trasladarlo al más interesante de los mundos.
La lectura es fundamental para el completo desarrollo de los chicos. Pocos hábitos pueden ofrecer tantas ventajas y tanta diversión al mismo tiempo. El conocimiento y el entretenimiento están al alcance de la mano

Se ha producido un error en este gadget.

CALENDARIO

HUMOR GATURRO

HUMOR GATURRO

MIS VISITANTES